Una receta fresquita con mucho tomate

Disenove
Una receta fresquita con mucho tomate

Una receta fresquita con mucho tomate

Los calores del verano nos traen estupendos tomates con los que elaborar una receta fresquita con mucho tomate.

El tomate es la base de muchas recetas, salsas y sopas. Su origen y las diferencias en su elaboración dan lugar a diferentes nombres y variedades todas ellas deliciosas. Es muy común confundir el gazpacho con el salmorejo, y a ellos se suma la ensalada fresquita de pipirrana.

El gazpacho andaluz es uno de los platos de la dieta mediterránea más conocidos. Esta sopa fría está llena de vitaminas y resulta muy refrescante en días de calor. Sus comienzos datan de principios del siglo XIX y se relaciona con los campesinos y jornaleros. Originalmente la receta se surgió para aprovechar el pan duro, que se mojaba en agua y se estrujaba junto con tomates maduros. A la mezcla se añadía ajo machacado, aceite de oliva y vinagre. Si había otras hortalizas como pepinos o pimientos también formaban parte de la sopa. Esta receta original se ha mantenido hasta nuestros días y se ha convertido en un fiel representante de la comida española, y sobre todo de la cocina andaluza.

El salmorejo se parece al gazpacho pero tiene algunas variaciones. Es una receta típica cordobesa que tiene como ingredientes principales el tomate, pan duro, aceite de oliva y ajo. Al contrario que el gazpacho, el salmorejo no admite otras hortalizas como pepino y pimiento, y el pan y el aceite de oliva están más presentes en esta receta. Además el salmorejo se suele servir acompañado con huevo duro picado y taquitos de jamón serrano.

Finalmente hablemos de la receta de pipirrana. Este nombre tan peculiar y divertido está asociado a una ensalada de Jaén que tiene como base principal el tomate. Una de sus mayores diferencias con las recetas anteriores es su textura. Los trozos de tomate y de pimiento verde se mezclan con las claras de los huevos cocidos y atún en conserva. El aliño se hace con un majado de ajo, las yemas de huevo cocido y aceite de oliva.

Todas las elaboraciones tienen en común sus ingredientes sanos y naturales. Son estupendas para cuidarse este verano, bajas en calorías y llenas de vitaminas. Ponlas en práctica y averigua cuál te gusta más.

Como ves son recetas sencillas con las que puedes iniciarte en tu cocina y sorprender a tus invitados con un plato saludable y delicioso.

Disfruta de tu cocina cada día.

Gracias por compartir

Related Articles